Encolar Madera: Características y Técnica

encolar madera

El encolado de madera es la unión más sencilla y económica. No requiere el uso de herramientas o habilidades especiales. Simplemente se aplica cola sobre las superficies que se van a unir y se deja endurecer completamente.

No requiere herramientas y logra uniones de buena resistencia. Encolar madera es muy barato y duradero, no presenta toxicidad.

Para el encolado se utiliza cola vinílica para maderas. La cola penetra en los poros de la madera, unificando las superficies al secarse. Antiguamente las colas tardaban muchas horas en adquirir su dureza mayor, en la actualidad existen colas de rápido secado, que sólo requieren 24 horas para adquirir su máxima resistencia.

Técnica del encolado de madera

Para la correcta aplicación del encolado de madera, evitaremos las uniones a testa (contra veta), porque este sentido de la fibra tiene mala terminación, no queda liso por mucho que se lije. Deberemos evitarlo en lo posible, o utilizar otra técnica de unión.

Hay una serie de procedimientos que debemos realizar antes de encolar:

  • Lijado: las superficies a encolar deben estar perfectamente lisas y planas, para que la cola actúe efectivamente.
  • Limpieza: debemos eliminar toda partícula de polvo o suciedad, para que la cola solidifique adecuadamente, de lo contrario, la unión se verá comprometida.
  • Ajustado: es necesario presentar las piezas para comprobar que ajustan perfectamente, antes del encolado, pues la cola es un gran adhesivo, pero no es buena para rellenar, lo que disminuye la resistencia de la unión, y desmerece el acabado.

Para mejorar el resultado de la unión, afirmaremos con mordazas, sargentos, bandas, u otro elemento, las piezas que se van a unir, para que la presión sobre la unión sea constante, hasta el endurecimiento total de la cola.

Para evitar que los elementos de sujeción dejen marcas sobre la madera, colocando un listón de desecho o un tarugo, entre la sujeción y la madera.

Debemos encolar ambas superficies a unir. La cola rezumará al presionar las piezas y debemos limpiarla con un paño húmedo, para evitar manchas. En el caso de un trabajo de ebanistería, forraremos los extremos de la pieza con cinta de carrocero, dejando solo una franja en la zona a encolar. De este modo, el excedente quedará en la cinta, sin estropear la madera.

Encolar madera permite prescindir del uso de clavos, tornillos o cualquier otra fijación. Aunque la utilización tarugos o espigas y galletas son un gran complemento para este tipo de uniones de maderas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *