materiales para aislar casas de madera

Aunque la madera tiene propiedades aislantes de forma natural, las estructuras o edificaciones, especialmente las de entramado, tanto ligero como pesado, necesitan la utilización de algún tipo de aislmiento.

Por lo general, se pueden diferenciar entre materiales ecológicos y y otros que no lo son tanto. El material aislante más ecológico, y la opción más recomendable, es el corcho. Éste es un material renovable, que puede ser reciclado, y que es a la vez saludable. Por otro lado hay otros materiales que a pesar de tener excelentes propiedades aislantes, como puede ser el poliuretano, resulta que no son tan ecológicos.

Materiales Ecológicos para Aislar Casas de Madera

Corcho: Este viene en forma de virutas que se utilizan para rellenar cavidades, en forma de paneles de corcho prensado, o en forma de cubiertas de revestimiento para las superficies de su casa de madera.

Cáñamo: Esta es una fibra que crece de forma rápida y que se cultiva fácilmente. Con ella se elaboran mantas aislantes, naturales y transpirables que pueden utilizarse para aislar una casa de madera.

Lino: Esta es una planta que se cultiva fácilmente, y que tiene bajo impacto. La misma permite obtener fibras que son aptas como aislantes, en forma de mantas de lino.

Celulosa: Consiste de residuos de papel reciclados en forma de aislante. Aunque la celulosa se trata con sustancias químicas para poder evitar la generación de moho y para poder protegerla del fuego, esta tiene muy buenas propiedades aislantes y es muy ligera, lo que la convierte en una buena opción para aislar una casa de madera. Se puede utilizar suelta o bien, inyectada con manguera.

Madera: Vienen paneles de fibra de madera que aprovechan los residuos del procesamiento de la madera para ser fabricados. Hay paneles que tienen fibras gruesas de madera resinosa aglomeradas con yeso, o cemento blanco, o bien paneles más ligeros hechos de pequeñas fibras. Ambos tipos se pueden utilizar para aislar una casa de madera.

Otros Tipos para Aislamiento Térmico

Lana de vidrio. Se realizan paneles rígidos con residuos de vidrio. El problema ambiental que estas lanas presentan es las pequeñas fibras que se desprenden al fabricarse e instalarse, las que podrían causar problemas de salud, aunque no causan problemas una vez instaladas.

Lana de roca: Este es un aislante mineral que se obtiene al fusionar la roca a altas temperaturas y añadirle aditivos y aglomerantes para transformarla en productos fibrosos en forma de mantas. Este es material que se emplea muy a menudo para aislar casa de madera y otros tipos de edificios.

Poliestireno extruido: Este es un aislante de bajo peso que viene en forma de planchas, paneles, o suelto. Para fabricarlo se requiere de mucha energía, y es un material sintético que se obtiene al refinar el petróleo.

Poliuretano: Este es el material que mejor puede aislar su casa de madera, pero su orígen es totalmente petroquímico, tiene una alta carga química y su fabricación conlleva el gasto de mucha energía. Este viene en forma de planchas, o de espuma de poliuretano.

Luego de analizar todo los diferentes materiales que puede utilizar para aislar su casa de madera, usted verá que las materias primas naturales y de origen vegetal son las que dejan una menor huella ambiental, al ser renovables y reintegrables con la naturaleza.

Por su lado, los materiales sintéticos no pueden ser renovados y su proceso de fabricación requiere muchímima más energía, requieriedo también de componentes que pueden llegar a ser tóxicos para los trabajadores. Sin embargo, estos son los que resultan ser más económicos, por lo cual terminarán siendo la opción elegida del que deba cuidar su bolsillo a la hora de elegir el material aislante para su casa de madera.

Problemas Habituales y Cómo Solucionarlos

aislamientos térmicos

¿Sabe cómo los aislamientos térmicos frenan la circulación del aire caliente o frio?. Descubra cómo el aislamiento puede ayudar a frenar los tres distintos tipos de transferencia de calor o temperadura: por conducción, convección y radiación.

Tipos de transferencia del calor

Hay tres métodos de transferencia del calor: conducción, convección y radiación. Saber qué es cada uno de ellos y cómo funciona le permitirá comprender mejor cómo los sistemas de aislamiento protegen su espacio climatizado.

Conducción

La conducción es la transferencia de calor entre cuerpos sólidos.

Ejemplo: Cuando hace frío afuera, las ventanas y paredes sin aislamiento se vuelven más frías en su lado interno.

Resultado: Se necesita más energía para sustituir la pérdida de calor que calienta el interior de las paredes y ventanas.

Medidas preventivas: El aislamiento térmico (de fibra de vidrio en bloques/rollos o celulosa soplada), las ventanas aisladas de baja emisión y las ventanas y puertas para tormentas reducen la transferencia de energía térmica y ayudan a mantener la temperatura del espacio climatizado. Reducir la transferencia de energía disminuye la cantidad de energía necesaria para que el espacio se mantenga climatizado.

Convección

La convección es la transferencia de calor entre líquidos o gases.

Ejemplo: Cuando el aire frío entra a su hogar, se mezcla con el aire caliente. La energía térmica se transfiere al aire más frío y disminuye la temperatura general de la habitación.

Resultado: Se necesita más energía para sustituir el calor que se transfirió al aire más frío.

Medidas preventivas: Los burletes, las membranas de revestimiento, la masilla de calafateo y las espumas expansivas reducen ampliamente el flujo de aire que entra y sale de su hogar sin restricción. Reducir el flujo de aire que entra y sale de su hogar sin restricción también reduce la cantidad de energía necesaria para calentar el aire no acondicionado.

Aislantes Térmicos para la Radiación

La radiación es la transferencia de calor a través del espacio en forma de energía electromagnética.

Ejemplo: Cuando la luz solar entra por una ventana de un solo vidrio en una habitación con aire acondicionado se genera energía térmica en la habitación.

Resultado: El sistema de aire acondicionado debe funcionar durante más tiempo y a mayor potencia para reducir el calor que ingresó por la ventana.

Medidas preventivas: Los toldos, las persianas y las ventanas aisladas de baja emisión atenúan el calor causado por la luz solar que llega a través las ventanas.

Aísle y ahorre energía

En climas fríos o calurosos, un hogar bien aislado y con burletes ahorra más energía y cuesta menos calentarlo o enfriarlo. La mayoría de las medidas preventivas que se mencionan aquí son soluciones sencillas que puede realizar por su cuenta.

Con una pequeña inversión de tiempo y dinero, puede reducir considerablemente la energía necesaria para calentar o enfriar su hogar. Además de la reducción del uso de energía, su factura mensual de energía también se reducirá, permitiéndole ahorrar su dinero y usarlo en otras cosas.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here