Compartir
despacho en casa

Crece el número de personas que decide apostar por el teletrabajo o que destina unos metros cuadrados a un despacho en casa. Lo importante es conseguir un ambiente especial y acogedor: un lugar que invite a sentarse y trabajar.

Primeros pasos: el trío imprescindible

Una mesa, una silla y una fuente de luz son los tres elementos necesarios para iniciar nuestro rincón de trabajo. No te preocupes por los metros cuadrados: cualquier rincón, por pequeño y oscuro que sea, puede servir. Eso sí, no ahorres en la silla. Busca una de calidad: cómoda, que te permita escribir con los brazos en ángulo recto frente al teclado y apoyar la parte baja de la espalda.

La mesa de trabajo para nuestro despacho en casa

Este elemento bien merece una sección específica. Los ordenadores han cambiado los hábitos y usos tanto en casa como en las oficinas. Han reducido drásticamente el uso de papel y otro material de oficina. Por otro lado ha sido necesario habilitar espacio para periféricos: impresoras, ratón, pantalla.

El uso de portátiles y la tecnologías inalámbricas ha reducido el uso de cables y la necesidad de periféricos sobre la mesa. Ya no hay escusa para tener la mesa libre de elementos superfluos y para reducir su tamaño. Puedes librarte de bandejas extraibles para el teclado, bases para impresoras o soportes para la torre. Las tendencias son claras, hay quienes se inclinan por el minimalismo y quienes prefieren mesas vintage que no estaban concebidas para ordenadores.

La importancia de la luz en una oficina casera

oficina casera iluminacion

La luz natural resultará fundamental para todos aquellos que pasen mucho tiempo en este espacio de trabajo. Quienes ocupen este despacho casero ocasionalmente podrán conformarse con luz artificial exclusivamente. En ambos casos, resulta imprescindible una lámpara de mesa, situada a la izquierda para evitar sombras. Además, una luz indirecta nos ayudará a evitar reflejos en la pantalla.

El color en nuestro espacio de trabajo

Nuestra finalidad debe ser crear un ambiente agradable; para ello utilizaremos una de nuestras mejores armas: el color. Busca tonos neutros que te ayuden a concentrarte como blanco, negro o gris, pero ponle una nota de color en contraste. Una silla frambuesa, una alfombra turquesa o unos archivadores mandarina. El rojo, utilizado con medida, es perfecto para ambientes de trabajo.

Ante todo, mucho orden

Un rincón de trabajo, una oficina casera o un despacho en casa, debe regirse por esta máxima. Existen multitud de sistemas de archivo en el mercado que nos ayudarán a mantener a raya el desorden, consiguiendo un ambiente relajado y agradable.

Un espacio limpio y saludable para nuestra oficina en casa

Aunque en España estamos poco acostumbrados a ellos, los ionizadores son imprescindibles para purificar el ambiente. Actúan eliminando la carga estática de ordenadores, aires acondicionados, etcétera. Además, filtran el aire, eliminando partículas causantes de alergias y enfermedades. Muchos estudios científicos han probado los beneficios de los iones negativos eliminado olores, esporas…

Feng shui en nuestro despacho casero

despacho casa feng shui

Si quieres seguir los dictados del Feng Shui para oficinas deben recordar que las puertas nunca nos deben quedar detrás: este espacio está reservado para las paredes, que nos brindan así su protección. Si nos sentamos frente a la pared, colocaremos una imagen con agua: una cascada o el mar que ensanchará nuestros horizontes. Muy importante: si se nos amontonan los papeles, los situaremos a los lados; nunca de frente.