Compartir
módulos habitacionales

Los módulos habitacionales forman parte de las soluciones que aporta la industria a las necesidades de espacios cerrados en toda clase de contextos: oficinas, vestuarios, refugios, almacenes o incluso viviendas.

Nos referimos principalmente a necesidades temporales, ya que este tipo de módulos están pensados para ser transportados a nuevas ubicaciones. En algunas ocasiones su uso en termina siendo permanente, por lo que también se debe contemplar esta posibilidad. Suele deberse a una mala planificación o porque las prestaciones del módulo habitacional cubren todas la necesidades del usuarios y no ven la necesidad de pasar una construcción pensada para ser más estable.

En frecuente encontrar estructuras formadas por varios módulos, incluso unos encima de otros. Con ellos se pueden conseguir vivienda temporales para personas que se han visto desplazadas por causas mayores o incluso alojamientos para trabajadores que deben realizar algún trabajo en zonas aisladas o remotas.

Estos módulos vienen montados en gran medida. Tan solo son descargados en su ubicación final, donde se realizan algunas tareas que en gran medida dependerá del uso que se le vaya a dar. Amueblar, cableado eléctrico, conexión de tuberías…

¿De qué deben disponer los módulos habitacionales?

Estos módulos deben cumplir una serie de requisitos básicos:

  • Aislamiento térmico. De no ser así las condiciones interiores del módulo en ambientes cálidos o fríos serán de pérdida de confort.
  • Conexiones necesarias: electricidad, agua…

El precio de los módulos habitacionales es muy variable. Depende de muchas cuestiones como materiales, dimensiones, tipos de aislamientos, transporte, etc. Por ello dar un precio estimado es algo realmente complejo y hay un gran margen de error. Lo mejor es contactar con una empresa de la zona y pedir un presupuesto personalizado.

Es frecuente encontrar empresas o particulares que se dedican a adquirir contenedores marítimos que posteriormente transforman para convertirlos en módulos habitacionales. No se trata realmente del mismo producto, aunque puede ser un buen sustituto.

Usos frecuentes para módulos habitacionales

Hay una gran variedad de usos para módulos habitacionales. Es muy posible que no estén todos:

  • Oficinas.
  • Duchas, vestuarios y/o baños.
  • Escuelas y otro tipo de edificios públicos.
  • Hospitales de campaña o temporales.
  • Viviendas, temporales o no. Podríamos incluso hablar de vivienda modulares.
  • Garitas de vigilancia.
  • Campamentos.

Dimensiones y materiales

Si bien estas estructuras son muy personalizables existen medidas más o menos estándar. Altura de 2 metros, ancho de 2,4-3 metros y largos muy variables, desde los 2,5 hasta 12 o incluso más.

Se suelen usar diferentes materiales para la fabricación de módulos habitaciones. Los más destacados son las chapas galvanizadas o pintadas para el exterior, suelo a partir de tableros contrachapados o tablero finlandés, perfilería interior y marcos de ventanas y puertas en aluminio, revestimiento interior de paredes en madera…