Herramientas

Mantenimiento del Taladro: Cuidados Imprescindibles

¿Has Gastado un buen Dinero en tu taladro y quieres que dure muchos años como si fuera nuevo? Pues sigue nuestros consejos para el mantenimiento de taladros

Compartir:

mantenimiento taladros

El taladro eléctrico es aquella herramienta eléctrica que no falta en ninguna casa, y tampoco en las herramientas profesionales del sector de la construcción, carpintería o albañilería.

Limpieza del taladro eléctrico

Elimina las virutas y los restos después del uso de la herramienta: utiliza un cepillo y un trapo de limpieza.

En caso de haber realizado un trabajo que haya generado mucho polvo, limpia el taladro con la ayuda de un compresor de aire. Presta especial atención en las piezas con roce y movimiento.

Lubricar el taladro si es un taladro antiguo

Si tu taladro tiene piezas de hierro que pueden oxidarse, conviene que las protejas. Para ello utiliza un paño con un poco de aceite o grasa y pásaselo por las piezas de hierro.

Es recomendable poner un poco de grasa líquida en el porta brocas, sobre todo en modelos más antiguos.

Tras la lubricación debes retirar lo sobrante.

Controlar su buen funcionamiento, sobre todo cuando la herramienta es antigua

Si tu taladro no es a batería, hay que revisar que el cable esté en buen estado, como por ejemplo, que no tenga cortes que puedan provocar una descarga eléctrica. En caso de ser así lo más recomendable es substituirlo por uno de nuevo.

De vez en cuando hay que comprobar el juego que tienen los cojinetes. Si es así, hay que cambiar los cojinetes antes que pueda provocar daños a los engranajes.

Uso correcto del taladro eléctrico

Usar brocas para taladros bien afiladas, de lo contrario cuando la maquina esté en funcionamiento se puede calentar y la herramienta sufre mucho desgaste.

Sujetar cuidadosamente la herramienta, evitando que se resbale o caiga. Además, para mantener un taladro correctamente debes usar brocas especiales para cada material que quieras perforar o atornillar.

Almacenaje del taladro en una caja de herramientas o maletín

Cuando no tengamos que usar el taladro durante un largo periodo de tiempo, debemos quitar la broca del porta brocas y guardar la herramienta eléctrica en un maletín o caja de herramientas, y así protegerla de humedad y polvo.