Compartir
encimera aglomerada

Las encimeras aglomeradas, también conocidas como melaminadas o postformadas, reciben su nombre debido a que su núcleo está formado por madera aglomerada. Este núcleo está recubierto de capas sucesivas de otros materiales que van añadiendo características adicionales a la encimera. Normalmente cuantas más capas y propiedades se añaden mayor será el precio.

Dentro de este tipo de encimeras de cocina la capa exterior suele ser un papel decorativo melamínico que es el que añade el componente estético y que podemos encontrar con una infinidad de diseños, desde imitaciones de madera natural hasta granitos. También es frecuente encontrar una capa de mdf (fibras de media densidad) para añadir una mayor resistencia a la encimera, por ejemplo el que sea hidrófuga.

Ventajas

  • El precio. Las encimeras aglomeradas presentan precios realmente competitivos, aunque bien es cierto que la fluctuación de precios puede ser elevada en función de los materiales y los procesos industriales utilizados para la fabricación.
  • Variedad de diseños y texturas. Sin lugar a dudas este es el tipo de encimeras donde encontraremos una mayor variedad de diseños. Es la ventaja que tiene utilizar la melamina para recubrir la encimera.
  • Los nuevos procesos industriales han mejorado considerablemente la resistencia tanto del aglomerado como de la melamina.
  • Es sencillo encontrar encimeras algomeradas a las que se le han aplicado productos antibacterianos, una cualidad muy deseable dentro de la cocina.
  • Variedad de usos. La facilidad para transportar y cortar este tipo de encimeras, en comparación a las fabricadas con otros materiales, hacen de las encimeras laminadas una superficie de trabajo muy adaptable y personalizable a la que se le pueden dar muchos usos fuera de la cocina, por ejemplo como escritorios o mesas de trabajo.

Inconvenientes

  • La melamina pierde color. Los productos de limpieza y incluso el sol afectan a la larga a la capa de melamina que con el tiempo irá perdiendo su tonalidad inicial. Si el uso y el cuidado es el adecuado no es algo que vaya a suceder a corto plazo.
  • Humedad. Si bien la capa exterior es completamente impermeable en una encimera aglomerada su núcleo puede verse afectado si la humedad llega hasta allí. Si esto sucede la encimera se hinchará y deformará. La lógica dice que esto no debe suceder a menos que el montaje sea defectuoso, es decir se haya sellado mal, o reciba unos golpes o arañazos sorprendentemente fuertes y/o profundos que permitan que el agua se filtre. Un interesante consejo al hacer cortes en la encimera, por ejemplo para encajar un fregadero, es que además de añadir silicona como aislante en los bordes del fregadero es recomendable aplicar algún producto para sellar los cantos, una simple capa de pintura podría servir si no disponemos de otras opciones.
  • Vida útil. Aunque el cuidado haya sido perfecto la vida útil de este producto siempre será menor que la de otro tipo de encimeras, por ejemplo las de granito, aunque por otro lado, como ya mencionamos, también su precio es varias veces inferior.
  • Muy sensible a las altas temperaturas, por ello habrá que evitar poner recipientes calientes sobre la superficie.