Compartir
limpiar encimera de granito

Una buena encimera de cocina es una gran inversión para cualquier casa. Las encimeras de granito son muy funcionales y resistentes, ademas son un elemento decorativo muy singular para nuestra cocina. Pero tenemos que limpiarla de la forma correcta para que su apariencia sea la del primer día.

A diferencia de lo que sucede con el mármol, el granito es mucho menos poroso. Por tanto la probabilidad de que algún producto profundice y manche la encimera es menor, sin embargo es posible.

Para mantener bien limpia nuestra encimera de granito, es recomendable utilizar solo un paño de micro fibras para quitar el polvo de la superficie.

La encimera de granito se puede limpiar a diario con agua y al menos una vez por semana podemos limpiarla con un paño húmedo y un limpiador de piedra que tenga un pH neutro. Incluso puede servirnos un jabón genérico y no necesariamente para este material.

Consejos útiles para limpiar una encimera de granito

  1. La clave está en la prevención. No espere a comprobar si un determinado producto mancha o no la encimera. Si algo se derrama limpielo lo antes posible.
  2. Si hay una mancha complicada prueba con una combinación de agua y bicarbonato. Frota suavemente y luego limpia con abundante agua. Es posible que necesite hacerlo varias veces si la mancha es especialmente rebelde.
  3. La encimeras de granito vienen de fábrica selladas y se estima que este sellador debe durar unos 15 años. Sin embargo con el tiempo esta capa se va perdiendo junto con parte del brillo. Por ello, periodicamente será necesario volver a sellar la encimera. Con esto no solo se recuperará el brillo inicial, también mejorará su resistencia a las manchas. En este caso lo recomendable es acudir a un profesional o marmolista para que nos recomienden un buen sellador o para que lo realicen ellos.

Lo que debemos Evitar

No debemos usar nunca productos químicos que puedan ser abrasivos para nuestra encimera de granito. El uso indebido de productos químicos como lejías o limpiadores químicos, podría deteriorar nuestra encimera de granito y afectar a la estructura de la piedra y por supuesto a nuestra salud.

Para quitar las manchas de grasa o aceite, pruebe a hacer una masilla o cataplasma con una taza de harina o bicarbonato de sodio y 5 cucharadas de jabón para lavar platos. Añadir agua hasta conseguir una consistencia cremosa similar a la de un yogur. Coloque la masa resultante de esa mezcla directamente sobre la mancha de grasa y cubra la con papel plástico durante una noche, después lave la masa y vera como la mancha de su encimera se quitara.

No utilizaremos nunca esponjas metálicas, estropajos o lanas de acero.

Cuando se nos caigan líquidos, es conveniente proceder a sacarlo con un trapo de micro fibras, lo antes posible. Tenemos que evitar los líquidos ácidos como los zumos de frutas y los líquidos aceitosos. Tenemos que evitar el aceite caliente de ollas o sartenes en nuestra encimera de granito. Un correcto acabado de nuestra encimera nos permiten que la porosidad del granito sea protegida y existen diferentes acabados para este tipo de superficies.