Decoración

Lacar Puertas y/o Muebles ¿Cuánto Cuesta?

El lacado de puertas y muebles está al alza, y son muchos los consumidores que tratan de informarse en cuanto al precio de lacar y posibilidades

Compartir:

precio lacar puerta

Desde hace ya algunos años existe una tendencia que no para de crecer dentro de la decoración de interiores, el lacado de puertas y muebles.

Dentro de esta tendencia el color más demandado es el blanco, principalmente por su facilidad de combinarlo y porque favorece la luminosidad y sensación de amplitud. Se trata de un importante contraste frente a tendencias anteriores, como puertas en colores oscuros como el sapelly o wengue.

Pero, ¿cuánto cuesta lacar un mueble o una puerta? Esta es una pregunta recurrente y no siempre es fácil de responder.

Por un lado existen importantes diferencias entre lo que puede cobrar un profesional por su hora de trabajo y la calidad de los materiales que utilice. Y por otro la enorme confusión que existe en la terminología debido a la variedad de aplicaciones y productos que se pueden utilizar.

En muchos casos incluso se usan indistintamente palabras como pintar, esmaltar o lacar, cuando son cosas diferentes. De hecho existen mucho “profesionales” que dan precios para lacar puertas, cuando saben que no es eso lo que realmente ofrecen.

¿Diferencias entre lacar y esmaltar una puerta?

Existen importante diferencias en cuanto calidad del acabado. Una puerta lacada ofrecerá una textura más suave, resistente, duradera y que no amarillea. Un esmalte, puede tener un muy buen acabado, pero desde luego no es lo mismo. Y por supuesto un lacado es más caro, no solo porque requiere más trabajo, también porque los materiales son más caros.

Cuando decimos que el proceso de lacado es más complejo nos referimos a que la preparación de la puerta debe ser mucho más exhaustiva. Incluso puede requerir un decapado si anteriormente la puerta o mueble tenía otro acabado. Se necesitan más capas y manos de lija entre estos. Y todas las manos deben darse a pistola, lo que plantea algunos problemas si el trabajo debe realizarse en un domicilio donde vive gente.

Además de la imprimación, se suelen utilizar laca de poliuretano de dos componentes. Siendo una de ellos el endurecedor. Para trabajos de calidad superior se utilizan lacas acrílicas, que amarillean aún menos.

Para el esmaltado se suelen usar tan solo dos productos, imprimación y el esmalte propiamente dicho. Lo más habitual es dar al menos una capa de imprimación y dos de esmalte. Aunque también es habitual utilizar pistola, se puede utilizar rodillo o incluso brocha.

¿Cuánto cuesta lacar una puerta?

Pues esta es la pregunta del millón. Si buscamos un poco por internet podemos encontrar precios para el lacado de una puerta en blanco en torno a los 40€ o incluso menos. Frente a esto, lo lógico es que no sea un buen profesional, utilice materiales excesivamente baratos y de baja calidad, o que simplemente pinte, y no laque.

Desconfiaría de todo lo que esté por debajo de 80€. Además hay que tener cuenta los transportes. Es habitual que haga falta retirar las puertas o muebles, y llevarlos a taller. Por lo que este sería un coste adicional.

Por tanto si tuviéramos que dar aproximadamente un precio de lacar una puerta, incluyendo guías y tapajuntas, rondaría los 150€ por puerta. Que puede estar por encima o por debajo en función de los trabajos adicionales a desarrollar.


Comentarios


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *