Cómo instalar una puerta premontada para exteriores

instalar puerta premontada

Quieres recibir todos nuestros contenidos y novedades en tu email

Si quiere la seguridad adicional y el ahorro de energía que ofrece una nueva puerta de acero con aislamiento, o si le encanta la apariencia de las puertas decorativas disponibles, podemos ayudarle. La instalación de una puerta premontada es un trabajo que puede hacer usted mismo si tiene algo de habilidad en el mundo del bricolaje, aunque aun así necesitará algo de ayuda, este tipo de puertas suelen ser pesadas.

Herramientas y materiales

  • Nivel.
  • Martillo.
  • Cinta métrica o metro.
  • Pistola y masilla calafateo.
  • Destornillador.
  • Calzas de madera.
  • Clavos de acabado.
  • Tornillo del largo adecuado.
  • Espuma / Aislamiento de fibra de vidrio.

Cómo elegir una puerta para el exterior de la casa

Los distintos tipos de puertas disponibles tienen sus ventajas y desventajas. La mejor puerta para sus propósitos dependerá de qué características (estética, durabilidad, ahorro de energía o precio) son las más importantes para usted. Normalmente algunos tipos de puerta están también disponibles con vidrio decorativo. En este sentido la mayoría de las puertas de exterior tienen vidrio aislante para ahorrar energía, otras pueden tener vidrio biselado, con malla de seda o teñido con cañuela de latón genuino (tiras que unen los vidrios segmentados).

Las puertas de madera son populares principalmente por su apariencia y textura. Las puertas de madera dura con acabado natural y vidrio decorativo están entre las más elegantes y caras también. Las puertas de madera pueden ser teñidas o pintadas. Una desventaja de la madera es que se encoge y se hincha con los cambios climáticos. Las puertas de madera procesada tienen centros laminados para reducir el potencial de estos problemas, pero el acabado de todas las puertas de madera debe ser mantenido para evitar el daño con el transcurso del tiempo. Además, en general, las puertas de madera son más pesadas, lo que hace que manipularlas antes de la instalación sea un poco más difícil.

Las puertas de acero son también populares. En el centro tienen espuma aislante y ahorran mucha energía. Además, son altamente resistentes al encogimiento, la hinchazón, las deformaciones y las fisuras. Por otro lado, no tienen las mismas cualidades estéticas ni la misma apariencia que las puertas de madera.

Las puertas de fibra de vidrio tienen muchas de las ventajas del acero, con la ventaja adicional de que pueden teñirse para tener una apariencia similar a la de una puerta de madera. A pesar de que son más costosas que las puertas de acero, están muy lejos de dar la apariencia y la textura de la madera.

Cómo instalar la puerta premontada

A continuación se muestran los principios generales relacionados con la instalación de una puerta para exteriores premontada o en block. Las instrucciones de instalación pueden variar levemente entre diferentes fabricantes. Por ese motivo, siempre remítase a las instrucciones del fabricante para la última palabra a la hora de ensamblar la puerta que vaya a instalar.

Cómo preparar la abertura de la pared

Retire el ensamblaje de la puerta nueva de la caja. Algunas puertas premontadas, para el envío, se sujetan con tornillos instalados a través de las jambas o tapjuntas. En el caso de estas unidades, deben quitarse los tornillos. A otras unidades, para el envío, se les coloca un soporte que no debe quitarse hasta que la puerta esté colocada en la abertura. Si tiene duda consulte el manual que viene con la puerta.

quitar puerta anteriorRetire la puerta actual y quite el marco para dejar la abertura en la pared (si fuera el caso).

Asegúrese de que la abertura esté plomada y que el umbral inferior (el piso donde se apoyará el alféizar de la puerta) esté nivelado. Nivele el umbral inferior si es necesario utilizando una tabla biselada o calzas. Tal vez necesite una tabla espaciadora si debe dejar un gran espacio entre la puerta y una superficie excepcionalmente elevada, como una alfombra muy gruesa.
La apertura debe ser al menos 2 centímetros más ancha y más alta que las dimensiones del marco externo del sistema de puerta premontada a instalar.

Aplique dos líneas con bastante masilla de calafateo a lo largo del umbral inferior, una pulgada por dentro de los bordes delantero y trasero de donde se colocará el alféizar. Extienda la masilla de calafateo un par de pulgadas por los lados del marco.

Cómo colocar la puerta

Coloque la puerta en la abertura. Primero coloque la parte inferior y la parte superior inclinada hacia usted, luego incline la puerta hasta que entre en su lugar.

Centre la puerta en la abertura y calce el marco firmemente en su lugar en la parte más baja de la apertura de la pared.

Cómo poner a escuadra y asegurar el ensamblaje

Ahora que la puerta está en el lugar donde va a quedar instalada, calce el resto del marco de la puerta según sea necesario para que se mantenga en su lugar. En este paso, coloque calzas del lado de la bisagra de la puerta detrás de todos los puntos de sujeción de la bisagra en el marco de la puerta. Más adelante, la puerta quedará sujeta de forma permanente a la abertura de la pared en estos puntos.

Ajustar puerta premontadaAjuste las calzas y el bastidor hasta que la jamba del lado de la bisagra de la puerta esté plomada en ambas direcciones. Debe quedar siempre el mismo espacio (alrededor de 1/8 de pulgada) entre la jamba y el borde de la puerta.

Después de realizar estos ajustes, clave temporalmente la puerta en su lugar con clavos de acabado a través de la jamba de la bisagra cerca de donde va colocada la bisagra. No clave los clavos hasta el final.

Retire cualquier soporte que le hayan puesto a la puerta para enviársela, luego ábrala y ciérrela para probar su funcionamiento. Debería funcionar libremente.

Desde el exterior de la casa con la puerta cerrada, asegúrese de que haya un contacto parejo entre el frente de la puerta y el burlete sujeto al marco opuesto a la jamba de la bisagra. Haga ajustes si fuera necesario, ajustando la jamba hacia adentro y hacia afuera en la parte superior o inferior.

Desde el interior de la casa con la puerta cerrada, examine los bordes de la puerta. Ajuste la jamba del lado de la cerradura hasta que haya un espacio parejo (alrededor de 1/8 de pulgada) alrededor entre los bordes de la puerta y los frentes de las jambas.

Instale una calza sólida detrás de donde va colocada la cerradura.
Asegure las jambas de forma permanente. Comience colocando tornillos de 3″ a través de las calzas donde van colocadas las bisagras en la jamba de la bisagra. Continúe alrededor de la puerta premontada, asegurando las jambas restantes con tornillos o clavos (según lo recomiende el fabricante) que colocará a través de las calzas. Coloque los tornillos o clavos a través de las calzas para evitar que se deforme el marco de la puerta al ejercer presión contra un área sin apoyo. Ocasionalmente, revise la puerta mientras realiza este paso para asegurarse de que el ensamblaje de esta permanezca bien ajustado. Coloque tornillos a través de la calza en el lugar de la cerradura.

Cómo terminar el trabajo

Aísle los bordes del marco para puerta con aislamiento de fibra de vidrio flexible o de espuma de poca expansión. La espuma que se expande demasiado puede distorsionar el marco de la puerta hacia adentro, impidiendo el funcionamiento de la puerta.

Coloque el borde interior según las instrucciones del fabricante. Calafatee todas las uniones e intersecciones del borde y de la moldura decorativa, en particular a lo largo de las uniones donde la moldura decorativa se une con la pared exterior, con masilla de calafateo apta para pintar.

Instale el burlete en la base de la puerta según lo indique el fabricante de la puerta (si fuera necesario).