Cortadora de Cesped: Tipos, Usos y Consejos

cortadora de cesped

Quieres recibir todos nuestros contenidos y novedades en tu email

Los accidentes domésticos son la causa de grandes y pequeñas tragedias hogareñas. El cuidado de nuestro jardín, y en especial a la hora de cortarlo, puede ser la causa de una de estas desgracias. Por eso, te ofrecemos algunos consejos para que mantengas un jardín en perfecto estado gracias a tu cortadora de cesped y sin sufrir accidentes.

Las segadoras

Existen muchos modelos de máquinas cortacésped. Dependiendo de las características y dimensiones del terreno, deberemos elegir un modelo u otro. Es importante saber el uso que daremos a la máquina, ya que aunque es cierto que la usaremos durante todo el año, el uso será más frecuente en la temporada de más lluvia, cuando el césped crecerá con mayor rapidez.

Cuantas más veces usemos el cortacésped más veces habrá que realizar la puesta a punto de la máquina, por lo a la hora de comprarla debemos asesorarnos sobre su mantenimiento, el servicio técnico de averías, las piezas de repuesto…

Tipos de cortadora de cesped

Si el espacio a segar es reducido podemos usar un cortacésped manual, que se empuja a mano. Las más sencillas son mecánicas y no constan más que de unas cuchillas. En caso de no querer realizar tanto esfuerzo físico, también podemos optar por un cortacésped autopropulsado de cuchillas giratorias y graduables según la altura del césped.

Si por el contrario, la superficie que tenemos que segar es amplia, será necesario un cortacésped minitractor, que tienen asientos y se conducen con un volante. Su coste es obviamente bastante más elevado pero son de muy cómodo uso.

Para el mantenimiento de setos y rematar zonas en desnivel o de difícil acceso, hay pequeñas máquinas eléctricas de motor y de gasolina, conocidas como recortasetos y desbrozadoras.

Para eliminar restos de hierba y hojas en el jardín existen sopladoras, unos tubos con motor que generan corrientes muy potentes de aire.

Otros de los grandes secretos para que cortar el césped no se convierta en una engorrosa tarea es elegir adecuadamente la forma del jardín. La mayoría de jardines son cuadrados, pero un jardín con forma curva o irregular es mucho más cómodo de segar.

Cómo usar correctamente la segadora

  • Lo primero que debemos hacer, y aunque parezca evidente no siempre se hace, es leer cuidadosamente las instrucciones para conocer el funcionamiento y las posibilidades de tu máquina. Es importante que sepas qué tipo de materiales puedes cortar con toda seguridad, y cuáles pueden atascar las cuchillas creando un peligro para ti.
  • Antes de cada uso asegúrate de que no hay piezas sueltas en la máquina. No olvides asimismo retirar del césped cualquier objeto olvidado que pudiera trabar la segadora como balones o juguetes.
  • No enciendas la segadora dentro de casa, siempre en espacios abiertos en los que no pueda acumularse el dióxido de carbono.
  • Mientras esté en funcionamiento es muy importante tener cualquier parte de nuestro cuerpo y de nuestra ropa lo más alejada posible de la máquina. Nunca cortes el césped descalzo/a. Llevar la ropa y el calzado apropiado, incluso gafas protectoras, reducirán las posibilidades de sufrir un accidente.
  • Las cortadores de cesped son aparatos que cortan, como su nombre indica, por lo que nunca debemos descuidarnos de ella mientras esté encendida.
  • En caso de obstruirse con alguna piedra desconéctala antes de inspeccionarla.
  • Asegúrate de que no hay niños o animales cerca de la máquina mientras está en funcionamiento.
  • Si la cortadora de cesped funciona con gasolina, llénala al aire libre y lejos de posibles fuentes de ignición.
  • Si por el contrario posees una segadora eléctrica, jamás te precipites a cortar el césped cuando la hierba esté todavía húmeda. Además, debes asegurarte de que posee un cable alargador en perfecto estado y de tener el régimen de potencia requerido por la segadora. Para evitar que el alargador se estropee con demasiada facilidad, comienza a cortar la hierba en la zona.
  • Una vez terminado el trabajo, recoge, guarda y protege las herramientas utilizadas. Una de las posibles causas por las que deberemos cambiar nuestra segadora es si se moja con la lluvia.
  • Mantén la segadora en perfecto estado y con las cuchillas afiladas.

Cuidados generales del césped

Tener un césped bonito depende de unos pocos factores a tener en cuenta. Aquí tienes trucos para que la hierba siempre luzca verde en tu jardín:

  1. En cada corte, no debe segar más de un tercio de la hoja de césped. Esto ayuda a desarrollar un sistema radicular más profundo, que favorece la absorción de agua y nutrientes, especialmente en verano.
  2. Mantenga siempre las cuchillas bien afiladas. Las cuchillas romas desgarran el extremo de las hojas de hierba, facilitando la entrada de las enfermedades.
  3. Su césped necesita unos 25 litros de agua por metro cuadro y semana durante la temporada de siega. Procure regar siempre a primera hora de la mañana. Las gotas de agua que quedan sobre las hojas durante la noche pueden albergar enfermedades perjudiciales para el césped.
  4. Mantenga su césped bien equilibrado. Para tener un césped más sano y más verde, el primer paso consiste en analizarlo. Conozca el PH, y el contenido de nitrógeno, fósforo y potasio de su jardín.
  5. Las pilas de compost son la forma más sencilla de reciclar los residuos que produce su jardín. Para formar compost, sólo es necesario clavar 30 cm en el suelo cuatro estacas de madera o metálicas de 1,5 m de longitud, formando un cuadrado. Cubra seguidamente tres de sus lados con malla para gallineros. El césped cortado, las hojas picadas, la paja, y hasta los residuos vegetales de cocina pueden ser echados a la pila. Nunca deposite carne, huesos, o residuos vegetales que hayan sido recientemente tratados con herbicidas normales o selectivos.