Compartir
cocinas alemanas

Desde hace algún tiempo son muy nombradas y reconocidas las cocinas alemanas, pero no todo el mundo sabe lo que las caracteriza o diferencia del resto. A groso modo, y al igual que sucede en otros ámbitos, el diseño alemán se centra en la eficiencia y funcionalidad sin dejar de lado el aspecto.

Es raro encontrar una cocina que no tenga componentes fabricados o diseñados en Alemania: herrajes, electrodomésticos u otros materiales. Sin embargo, aunque esto es algo que viene de muy lejos, no ha sido hasta las últimas décadas, en las que se ha llegado a una concepción integral de la cocina alemana.

Se debe en gran medida a la capacidad que han tenido de adaptarse y combinar por un lado las tendencias del diseño o decoración y por otro las mejoras e innovaciones tecnológicas del sector.

Ingeniería Alemana

Si bien durante los últimos años la fama de la “ingeniería alemana” ha caído muchos puntos arrastrada por los enormes escándalos en el ámbito de la automoción, sigue siendo la referencia, y no hay razón para rechazar sus enormes avances.

No tienen rival en el ámbito de la ergonomía y el aprovechamiento de espacios, aún cuando se caracterizan también por ser cocinas relativamente grandes. En el diseño de componentes prima la simplicidad y funcionalidad, lo que junto a la utilización de materiales de calidad, hace que prácticamente las cocinas alemanas no tengan rival.

Materiales de Calidad

La utilización de materiales de calidad asegura en gran medida una mayor durabilidad. Esta es una de las razones que hacen que las cocinas alemanas sean admiradas por aquellas personas que buscan cosas bien hechas y duraderas.

Funcionalidad

La funcionalidad prima, incluso por encima del diseño. Las cocinas que se demandan hoy en día no son únicamente un lugar para cocinar,  son un espacio para la familia. Las casas se construyen alrededor de las cocinas, especialmente cuando son abiertas al salón.

Los diseñadores de cocinas alemanas han sabido leer muy la demanda y adaptarse a ella, creando espacios funcionales y prácticos, ideales para las familias actuales.

Con ello no queremos decir que sean feas ni muchísimo menos. De hecho se adaptan perfectamente a los ambientes minimalistas modernos tan de moda últimamente.

El diseño en la cocinas alemanas

diseño aleman

Priman las líneas rectas y suaves, los que las hace parecer modernas y elegantes. Hay una especial atención por los detalles, siempre prácticos y pensados para hacernos la vida más fácil. Un ejemplo serían las puertas sin tiradores o con tiradores integrados, que simplifican la vista y dan elegancia, pero que no restan ergonomía y simplifican la limpieza.

La madera (industrial o no) para la fabricación del mobiliario y el acero para componentes y herrajes, son los materiales más usados.