Compartir

Un espacio para relajarse, para vivir sin prisas, para abandonarse a los sentidos y a los dictados de la imaginación. Así son los nuevos exteriores: libres, sofisticados, rebosantes de buen diseño y muy cómodos.

Los materiales que nos vienen

A la madera, el plástico, el hierro forjado y el acero se han sumado últimamente el aluminio, el titanio y nuevos materiales de última generación que aligeran el peso de forma importante, incrementando su resistencia a las inclemencias del tiempo.

Aprovecha el exterior todo el año

Tras las estufas de butano llegaron nuevas fuentes de calor para alargar la temporada estival lo más posible. A los calefactores de diseño clásico y braseros tradicionales, se han venido a sumar las chimeneas de exterior. Diseño minimalista y funcional para disfrutar de las noches más frescas, sin renunciar al aire libre.

Zona loungue sin salir de casa

Un espacio para desconectar tras una larga jornada de trabajo. Esta zona de relax ha sido diseñada pensando en el bienestar de sus propietarios. Por ejemplo creando un solarium con pavimento de parquet de madera, sobre el que se dispongan varias tumbonas y sillones protegidos del sol por una clásica sombrilla de lona.

Abandono total

Las terrazas y espacios exteriores se convierten en zonas para el relax, para abandonarnos totalmente a la pereza, al descanso, a la imaginación… Así, aparecen nuevos muebles inspirados en las formas indonesias más clásicas que invitan a compartir una siesta en el jardín.

Nostalgia de tiempos mejores

En la búsqueda de nuevas líneas, los fabricantes de muebles de exterior han vuelto sus ojos a los años 60, al glamour que imperaba alrededor de las piscinas de Hollywood en aquella época. Pero no sólo en su diseño se han inspirado, sino también en sus materiales, aunque algo actualizados. Por ejemplo el plástico lacado, que es muy resistente.