Materiales

Tableros Fenólicos HPL: Propiedades, Fabricación, Utilización y Medidas

Los Paneles Laminados de Alta Presión (HPL) o Compactos son una alternativa práctica y resistente para usos y ambientes exigentes, incluidos exteriores y zonas húmedas

Compartir:

tableros hpl

Los tableros HPL se han vuelto muy populares durante los últimos años. Este incremento de la demanda se debe a la mejora que ofrecen en algunos ámbitos respecto a otros tipos de tableros. Estas propiedades mejoradas giran principalmente alrededor de una mayor resistencia y a la posibilidad de usarlos en ambientes húmedos e incluso exteriores.

¿Que es un tablero HPL?

Como definición de HPL (del inglés High Pressure Laminate) o laminado de alta presión , podemos decir que es un material compuesto por varias capas o láminas de celulosa impregnadas en resinas fenólicas, las cuales son sometidas a grandes presiones y altas temperaturas durante el proceso de fabricación.

Es habitual, aunque no imprescindible, añadir laminas decorativas en ambas caras externas. Existen diferentes opciones en laminados decorativos de alta presión:

  • Papel decorativo impregnado en resinas melamínicas. Se trata de opción similar a la que podemos encontrar en los tableros MDF o aglomerados.
  • Chapa de madera natural. En este caso se utilizan resinas de poliéster para fijar la chapa al resto del laminado.
  • Chapas de metal.

El resultado es un tablero de gran densidad y resistencia, apto para una amplia variedad de usos en diferentes tipos de ambientes.

Fabricación de Tableros Compactos HPL

Para la fabricación de paneles compactos HPL se usa celulosa, obtenida de la madera de igual forma que para el papel, alrededor de un 60%. El otro compuesto principal son las resinas termoendurecibles, entre un 30-40%.

A la mezcla en forma de láminas se le aplica calor (aprox. 140-150ºC) y presión (aprox. 7 Mpa) hasta conseguir la polimerización del compuesto.

El resultado es un material de apariencia plástica y color oscuro. En algunos casos se pueden utilizar tintes para colorear la mezcla, de forma que el compacto resultante tiene un color homogéneo. Se trata de una opción especialmente interesante cuando el objetivo sea un tablero de color liso que no es no es necesario cantear.

Otro resultado interesante del proceso de fabricación es la elevada densidad, superior a los 1350 kg/m3. Para hacernos una idea, un tablero MDF tiene una densidad aproximada de 650 kg/m3.

Características de los Laminados de Alta Presión HPL

Los laminados compactos de alta presión tienen interesantes propiedades y características. Algunas de ellas mejoran sustancialmente las prestaciones que ofrecen otros productos alternativos:

  • Amplia variedad de colores, diseño y texturas.
  • Muy resistente a las machas. Incluso se lo considera un producto «anti graffiti». Es por tanto un material muy fácil de limpiar y mantener. Tan solo habría que evitar los productos de limpieza excesivamente abrasivos, alcalinos o muy clorados.
  • Buena resistencia a altas temperaturas. Mayor que la de cualquier producto derivado de la madera, llegando a soportar sin deteriorarse de manera puntual los 180ºC.
  • El color suele ser bastante estable frente a la radiación solar. En exteriores puede darse una ligera decoloración.
  • Alta resistencia a impactos y abrasión.
  • Antibacteriano.
  • Muy baja absorción de agua. La poca que se produce suele suceder en los cantos. Es por tanto un producto muy estable frente a cambios ambientales.
  • Resistentes al vapor de agua.
  • Contenido de humedad muy bajo. Incluso inferior al 1%. Se trata de una gran diferencia respecto a otros tipos de tableros de madera y derivados de esta.
  • Se puede mecanizar fácilmente, aunque las fijaciones deben ser específicas para el material. Su densidad y dureza puede acelerar el desgaste de sierras.

Usos de los Paneles Compactos Fenólicos

laminado fenolico compacto

Cómo ya hemos mencionado, los tableros compactos HPL pueden utilizarse tanto en interiores como en exteriores. En esencia se componen de los mismo materiales, aunque en diferente proporción.

Para diferenciarlos debemos recurrir al etiquetado. Con la letra C se identifican los que tienen el uso limitado a interiores. Mientras que se usa la letra G para los que puede utilizarse en exteriores.

Uso Interior

  • Revestimiento para paredes y techos. Incluso podría utilizarse como revestimiento de suelos. Aunque este último es poco habitual.
  • Carpintería. Puertas, persianas, divisiones (taquillas, vestuarios, lavabos)…
  • Mobiliario: frentes, cajones, encimeras (como las de la marca Duropal)
  • Mobiliario en zonas húmedas como baños, cocinas, vestuarios…

Uso Exterior

  • Revestimiento de fachadas.
  • Carpintería: cerramientos, vallas, persianas…
  • Mobiliario exterior: parques infantiles, bancos…

Venta y Comercialización: Dimensiones y Precios

Lo primero que debemos reseñar es que pueden existir importantes diferencias según el fabricante del tablero HPL y el país donde se comercializa. Es habitual que los fabricantes con presencia internacional adapten sus productos a las medidas estandarizadas en cada país.

  • Medidas. Las dimensiones más habituales son las de 244×122 y 244×210 centímetros.
  • Espesor: 3, 6, 8, 10, 12 o 15 milímetros son los más habituales. Aunque se pueden incluso encontrar grosores de hasta 36 milímetros.

HPL Ignífugo. Los tableros compactos fenólicos también se comercializan con una resistencia mejorada al fuego. En el etiquetado se diferencian con la letra F. Esta mejora implica normalmente un precio más elevado.

Se trata de un producto con excelente relación calidad-precio. Sin duda el precio de un HPL es superior al de muchos otros tipos de tableros, sin embargo ofrece mejores prestaciones.


Comentarios


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *