Revalorizar la casa antes de venderla, 6 Consejos Imprescindibles

revalorizar casa

Quieres recibir todos nuestros contenidos y novedades en tu email

No hace falta que te gastes mucho dinero para revalorizar la casa, pero sí que pierdas un poco de tiempo en revisar su estado general y en darle ciertos toques que la mejoren a primera vista. No olvides que la primera impresión es la que más cuenta.

Lista para pasar revista

La casa debe estar escrupulosamente limpia. Miles de operaciones no llegarán nunca a cerrarse porque los compradores no son capaces de continuar su visita. Nadie quiere comprar una casa sucia por barata que ésta sea. Si la moqueta tiene manchas, quítala; si hay marcas de cuadros en las paredes, píntalas. Si la tapicería no está en perfecto estado, compra fundas o llena el sofá de cojines.

Escrupulosamente ordenada

De nada te servirá limpiar si no pones orden en la vivienda. El caos hará que parezca más sucia, más pequeña y más oscura. Deshazte de todos los objetos de adorno por bonitos que te parezcan, ya que en el mejor de los casos sólo conseguirán entretener a tu comprador. Quita cuadros, colecciones, ceniceros y otros objetos y haz del minimalismo y la austeridad tu mejor apuesta.

Pocos muebles, mayor amplitud

Una casa vacía parece más pequeña, por eso no es aconsejable mostrarla sin muebles. Algunos profesionales aconsejan pagar un guardamuebles mientras la casa está a la venta: afirman que es mucho más fácil vender una vivienda con pocos muebles, que una en la que los potenciales compradores apenas se puedan mover. Además, parecerá mucho más pequeña.

Nada que no arregle una capa de pintura

Una casa recién pintada aumenta su valor automáticamente. No pienses que ya pintará su nuevo dueño en el color que quiera: puede que salga corriendo y no vuelvas a verle nunca más. Elige pintura blanca o de colores neutros y luminosos: crema, beige, azules o amarillos cálidos y deja las extravagancias para otra ocasión. No olvides puertas, ventanas y techos. Es un trabajo que incluso podrías realizar tu, y comparativamente con otros no te llevará tanto tiempo ni te costará mucho.

Muy luminosa, sea como sea

La luz obra milagros en las casas. Si la tuya es más bien oscura o van a visitarla a una hora en la que no le da el sol, enciende todas las lámparas de la casa. Ten en cuenta que las bombillas polvorientas te robarán hasta el 20 por ciento de la luz. Las más favorecedoras son las led de tonos naturales que amplían visualmente el espacio. Dispón estratégicamente lámparas auxiliares en mesas y muebles bajos.

Ponte en el lugar del comprador si de verdad quieres revalorizar tu vivienda

Buscará goteras, fallos eléctricos, grietas, grifos que goteen o con poca presión. Anticípate a sus fallos arreglándolos. Los compradores buscan viviendas cómodas, luminosas y bien comunicadas, pero también quieren algo más… Las tendencias en decoración tienen la última palabra en la decisión final, por eso no está de más tenerlas en cuenta antes de poner a la venta nuestra casa.