Compartir
pasos para decorar una habitación

Por lo general, al adquirir un piso nos entusiasma tanto el cómo lo vamos a amueblar que pasamos por alto una serie de consideraciones vitales para lograr que nuestro ambiente quede definido y refleje una personalidad específica.

Para comenzar con los pasos de decoración debemos definir el tipo de actividad que realizaremos en cada espacio y de acuerdo a esta:

1. Definir el estilo

El primer paso es definir cual es el estilo que más nos gusta y se adecua a nuestro estilo de vida. Moderno, Rústico, Contemporáneo, Minimalista, Clásico, Atemporal, etc.

Luego de elegir nuestro estilo debemos decidir cómo lo vamos a abordar, por ejemplo, podemos abordar un mueble clásico de una manera moderna con el uso de los tapizados.

2. Definir el volumen

Luego de definido el estilo debemos imprimirle personalidad a “la caja”, entiéndase por esto: trabajar los techos, las paredes (empapelados, revestimientos…), los pavimentos, definir la paleta de colores, dar textura al espacio con el tratamiento de las ventanas y el uso de las cortinas, visillos, estores o venecianas. De manera que el espacio por sí mismo y sin amueblar nos vaya contando una historia.

3. Proyectar el amueblamiento

Antes de comprar debemos proyectar y definir el tipo de mobiliario, de manera que el espacio quede distribuido de manera agradable, respetando la circulación y el uso del mismo.

Es muy importante que la escala de los muebles sea la adecuada, pues en un piso muy pequeño, un sofá de proporciones enormes puede achicarnos el espacio de una manera desagradable.

Es muy importante proyectar dentro de los pasos para decorar, porque nos dará una idea clara de que comprar sin caer en la tentación del mero gusto.

4. La Iluminación como paso de decoración

Luego de seleccionado el estilo, el volumen y proyectado el amueblamiento, entonces procedemos con la iluminación. Definimos la luz ambiental que queremos y agregamos algunos acentos, sobre un cuadro o con alguna luminaria de pie o de mesa, etc.

Es importante saber que poca luz achica el espacio, y mucha luz blanca hace que se sienta frío. Por lo cual debemos buscar un balance, entre lo que necesitamos y el efecto que queremos lograr.

También debemos tener en cuenta que una lámpara espectacular es el mejor adorno para ciertos ambientes, como los comedores por ejemplo.

5. Crear textura y acentos

Ya elegido todo lo general nos dedicamos a los detalles. Agregamos cojines y almohadones, colgamos cuadros o artesanías y relojes, y decoramos.

Es importante aquí, sentirnos libres de introducir algún elemento que rompa con los esquemas que nos hemos trazado. Un toque de color en una pieza, una cortina estridente, un cojín especial, una alfombra…Esto agregara interés al interiorismo y voila!