Materiales Ecológicos de Construcción para Evitar la Pérdida de Calor

lana de roca

Quieres recibir todos nuestros contenidos y novedades en tu email

Una de las principales características de una vivienda sostenible es la máxima reducción de las pérdidas de calor. Para ello, hay que tener en cuenta aspectos como la orientación de la fachada para aprovechar al máximo las horas de sol o para protegerse del viento.

Sin embargo, la mejor de las soluciones es contar con un buen aislante térmico, que si además lo es también acústico pues mejor que mejor. Por regla general, se suelen utilizar lana de roca, lana de madera, lana de vidrio o espuma de poliuretano o de poliestireno.

Pero también existen materiales aislantes ecológicos, elaborados con productos naturales, que consiguen mantener el confort térmico, evitando, además, contaminaciones en el entorno.

Además la utilización es estos materiales presentan unos beneficios adicionales. Por un lado muchos de ellos, en contra de lo que suele creerse, son más económicos. Y por otro, conseguiremos un importante ahorro en la factura electrica.

Entre ellos, se suelen recomendar los siguientes: fibragio (mezcla de restos de maderas resinosas con yeso o cemento blanco), argamasa de yeso y paja, virutas de madera, corcho aglomerado (se obtiene de la corteza del alcornoque, se tritura y expande a altas temperaturas y se conglomera con su propia resina) y perlita (procede de minerales que se expanden a altas temperaturas).

La idea es que no se nos escape ni un ápice de calor de hogar…