Compartir
madera de cerezo

La madera de cerezo es una madera frondosa de cierta calidad que destaca por su color rojizo, característico veteado y facilidad para trabajar. Es una madera muy decorativa y apreciada en el mundo del interiorismo. Con el tiempo se oscurece.

Existen a grandes rasgos dos tipos de  cerezo. El cerezo europeo y el cerezo americano. El primero se encuentra en el Centro y Sur de Europa y se extiende hasta prácticamente llegar a Ásia. El americano se encuentra en la mitad Este de Estados Unidos y Canadá.

A simple vista de la madera las diferencias son mínimas, sin embargo, el cerezo europeo es más denso, resistente y estable, siendo por tanto una madera de mejor calidad.

Características de la Madera de Cerezo

  • Color: Albura rosada clara y duramen de marrón rojizo a rojo.
  • Es susceptible al ataque de hongos y tiene resistencia media frente a insectos xilófagos. Por tanto es necesario prestar atención a los tratamientos de la madera necesarios.
  • Tiene un densidad aproximada de 620 kg/m3 en el caso del cerezo europeo y en torno a 560 kg/m3 para el americano. Por tanto el cerezo es una madera semi-dura.
  • Fibra recta.
  • Grano fino a muy fino.
  • Desde el punto de vista de la mecanización la madera de cerezo es fácil de trabajar. Aserrado fácil, secado fácil (algo más lento en el caso europeo) y sin problemas destacados. Clavado y atornillado fácil. El encolado puede dar algún problema con las colas ácida. Acabado sin problemas.

Usos del Cerezo

  • Fabricación de mobiliario de calidad o ebanistería.
  • Tallas y torneados
  • Carpintería de interior: Frisos, tarima, molduras, puertas, ventanas…
  • Chapas decorativas y tableros contrachapados y rechapados.

No se recomienda la madera de cerezo para usos exteriores. Y en interiores no se comporta bien ante grandes cambios de temperatura y humedad.