Compartir
elegir chimenea

Nada más acogedor que quedarse en casa, cerca de una chimenea encendida. Es la imagen viva del hogar, que se repite desde los primeros días del hombre. Pero elegir una chimenea no es tarea fácil: asesórate antes de hacerlo.

Más asequibles que nunca

Las chimeneas han vivido estos últimos años un resurgir muy importante: muchas personas decidieron hacer aún más acogedora su vivienda incorporando un calor diferente, que marca el carácter de toda la vivienda, incluso revalorizándola. Los fabricantes abarataron los precios y hoy en día es posible encontrar chimeneas de pequeño tamaño, desde 800 euros.

Si hemos comprado una casa con chimenea…

Lo primero será una revisión a fondo si no ha podido elegir usted la chimenea y le toca utilizar la instalada por otra persona. No se arriesgue a encenderla sin más, porque este hecho podría traer aparejados graves riesgos. El tiro puede estar cerrado o no funcionar correctamente y podría provocarnos una grave intoxicación o incluso, un incendio. Una vez revisada, será un técnico el encargado de encender por vez primera la chimenea, con toda seguridad.

La instalación: precauciones

Cuando se construye una chimenea, lo más importante es hacerlo con materiales resistentes, que nos permitan encenderla cuando queramos con total seguridad. Por eso es tan importante que nos pongamos en manos profesionales, sin improvisar. La chimenea necesita unos revestimientos murales especiales no inflamables, así como aislantes resistentes.

Una chimenea que respire sin problemas

La circulación del aire es importante para un buen tiro. Para evitar un retorno del humo, la toma de aire se coloca frente al viento dominante. Si te consideras capaz de instalar tu propia chimenea, lo primero que tienes que hacer es leer las instrucciones detenidamente. Luego habrá que seguirlas paso a paso. Nunca está de más infórmate sobre las características técnicas de los materiales que la componen y sus limitaciones.

La importancia de la caja

Afirman los expertos que el espacio que una chimenea es capaz de calentar, la superficie en metros cuadrados, depende de muchas variables: de los cerramientos, de la altura del techo e incluso del suelo de la vivienda. Por tanto se trata no solo de elegir chimenea, es importante que tengan caja o sean cerradas, algo que nos permitirá ahorrar hasta el 80 por ciento del calor emitido. Además, este detalle emitirá el calor en todas las direcciones.

Chimeneas de gas, ¿Por qué no?

Este tipo de chimeneas funcionan con distintos tipos de gas y pueden proporcionar una eficiencia de calefacción de un 80%. Su aspecto es muy parecido al de una chimenea convencional, nada que ver con aquellos chirriantes modelos eléctricos ficticios, e incorporan leños e incluso ventilación. Con un inversión minimamente superior podemos encontrar modelos de acabado elegante y vanguardista.