Compartir
decorar con cuadros

Una de las asignaturas pendientes de los decoradores amateurs es la decorar con cuadros: disponer con armonía marcos, fotos, dibujos y láminas enmarcadas. Aquí tenéis una serie de consejos para resolver este pequeño dilema con grandes dosis de imaginación.

¿Cuadros en las paredes? Sí, muchos y ordenados

Aunque suene extraño, también a la hora de disponer nuestros cuadros en las paredes existen tendencias. Si durante los 80 y 90, su ausencia protagonizaba la decoración de las casas más modernas, durante estos días se recupera el gusto por los cuadros dispuestos geométricamente. Agrúpalos por temas o por semejanza en los marcos, aunque permítete algún guiño que reste sobriedad a este acabado.

Composiciones geométricas

decorar con composición de cuadros

No los pegues demasiado. Mantén una distancia uniforme entre todos y crearás un efecto ordenado y limpio. Los cuadros pequeños deben agruparse; de lo contrario se perderían. Intenta dibujar figuras geométricas con ellos: cuatro formarían un cuadrado o un rectángulo y tres, un triángulo. Agrúpalos en línea recta, tomando como eje los marcos, vertical u horizontalmente. De esta forma, no te equivocarás.

La imaginación al poder para decorar con cuadros

cuadros diferentes

Las composiciones libres son muy atractivas, realzan la importancia de las obras que las forman por encima del conjunto y restan seriedad la habitación en la que se encuentran. Antes de agujerear las paredes, dispón los cuadros en el suelo y juega con ellos hasta encontrar el equilibrio.

Protagonista: él

Si tienes un cuadro especialmente valioso, al que tengas mucho cariño o que destaque entre los demás por sus colores, vistosidad o tamaño, déjalo solo. Si sufres con los espacios vacíos, acompáñalo de marcos con motivos pequeños. Colócalo a la altura de las personas que lo vayan a observar. No lo pegues demasiado a los muebles o a la pared. Los cuadros, más los grandes, necesitan espacio para respirar y no ahogarse, ni ahogarnos.

Los más originales

¿Cansado de ver los mismos cuadros en todas las casas? Olvida las láminas de las grandes superficies y los presuntos grabados clásicos de todas las revistas y opta por crear tus propias obras de arte. Acuarelas, fotos tamaño XL, óleos e incluso rotuladores, te pueden servir para decorar con cuadros. También puedes enmarcar con la seriedad que merecen, con marco y paspartú, los dibujos de tus hijos.

Elegir el marco y el paspartú correctos

Tendrás que tener en cuenta tres factores a la hora de enmarcar: Tu gusto personal, la obra que vas a enmarcar y la decoración. Ante la duda, opta siempre por la sencillez y la funcionalidad. Los óleos y pinturas clásicas suelen estar protegidos por anchos marcos de madera, mientras que las láminas, acuarelas y dibujos, suelen tener marcos más sencillos y están protegidos por un paspartú.