El Estilo Patchwork de Decoración. Retales de Vida

patchwork decoracion

Quieres recibir todos nuestros contenidos y novedades en tu email

Quién no se quedó totalmente perplejo con la famosa manta que Susan Sarandon le regaló a su hija una Navidad en la película “Quédate a mi lado”, impresionante, esa es la palabra. Una manta realizada con diferentes fotos de su vida. Pues eso es el patchwork, una técnica de retales que crea unas piezas impresionantes de decoración.

En España la primera referencia la tenemos en textos riojanos del S.XVII y se nos habla de la almazuela -del mozárabe, alfombrilla o cobertor- trozos de tela reciclados para hacer una manta o una prenda de vestir.

El patchwork es un estilo de decoración que lo admite todo y se puede combinar con cualquiera, romántico, clásico, moderno… Se utiliza en decoración para numerosos complementos del hogar, desde colchas, textiles personalizados hasta cortinas. La característica principal es el colorido tan impresionante de sus piezas.

En la actualidad ya no es una necesidad, ahora es un arte. Los materiales utilizados son el raso, satén, tisú o terciopelo, pero lo mejor es el algodón ya que no resbala ni se deshilacha, la trama se deforma menos y la aguja penetra fácilmente. Los mejores son el algodón americano llamado percal con pequeños dibujos florales o escoceses y el algodón provenzal. Figuras geométricas como triángulos, rombos, rectángulos o cuadrados de tela cosidos uno con otros, forman hermosas colchas y abrigos.

Eso en cuanto a telas. Las colecciones de muebles son espectaculares. Con el estilo patchwork podemos recuperar sillones y muebles antiguos. La diseñadora Amy Hunting, ha creado una colección de muebles con esta técnica utilizando madera en pequeños trozos. La colección consta de una silla, mueble para guardar libros y lámparas.
La firma inglesa Squint, creada por la escultora y artística plástica Lisa Whatmough ofrece piezas únicas, cosidas exclusivamente a mano, mantas, tapizados, lámparas, chaise longues… Una fusión increíble entre muebles de la época y tejidos de diferentes diseños y colores.

Roche Bobois en su colección Contemporáneos juega también con el concepto del patchwork en los sofás diseñados por Hopfer, en los que colores, texturas y estampados se mezclan creando una explosión de color.

Y hoy en día, también el vinilo, cada vez más utilizado para la decoración de nuestro hogar, se ha apuntado al Patchwork y puedes encontrar en el mercado auténticas ideas para decorar con esta técnica. Letras para adornar las habitaciones de los más pequeños de una manera original con la posibilidad de retirarlos, pegarlos tantas cuantas veces desees. Además son realmente económicos, también puedes utilizarlos para decorar la cocina, el patchwork es perfecto para unas cortinas de una cocina de estilo provenzal o rústico cargándola de personalidad, también pueden quedar muy divertidas en el cuarto de baño.

El patchwork lo puedes utilizar en cualquier elemento decorativo, también en portafotos, sólo tienes que cuidar las formas de los retales y sus colores. El trabajo será impresionante.