como ahorrar electricidad

El precio de la energía no para de subir, eso lo sabemos muy bien por desgracia. En este contexto somos muchos los que bucamos como ahorrar electricidad en el hogar y evitar así pagar facturas desorbitadas. Aquí hemos realizado un recopilación de consejos y buenas prácticas para conseguirlo.

Ahorrar Electricidad con cada Elemento

El frigorífico es uno de los electrodomésticos que más electricidad consume en la vivienda, y  no se debe al exceso de la potencia sino a su uso continuado. Los fabricantes nos recomiendan que siempre permitamos que el aire circule por la parte trasera del frigorífico, y que lo situemos lo más alejado posible de las fuentes de calor del hogar.

Los frigoríficos presentan tres clases de eficiencia A+, A++ y A+++,  en función de si su consumo es inferior en un porcentaje al consumo de un aparato de clasificación energética media.   El aislante es el elemento esencial que evita pérdidas de frío, y los modelos más eficientes son los que disponen de un mejor aislamiento. Para ahorrar energía y abaratar la factura de la electricidad, no dude en tomar en consideración los siguientes consejos:

  • Abra el frigorífico lo menos posible, y si lo ha de abrir, ciérrelo rápidamente.
  • Los alimentos calientes deben dejarse enfriar fuera del frigorífico.
  • Revise  las gomas al menos un par de veces al año,  ya que han de permitir un cierre óptimo que evite pérdidas de frío.
  • Limpie la parte trasera al menos una vez al año.
  • Compre aparatos con etiquetado energético de clase superior, y nunca más grande de lo que necesite.
  • Sitúe el frigorífico en un lugar fresco y ventilado, alejado de los rayos del sol, o de fuentes de calor.
  • Mantenga  una temperatura de 5ºC en la zona de refrigeración y -18ºc en la de congelación.
  • Una alimento congelado es conveniente que se descongele en la parte de refrigerados, y no en el exterior.

El lavavajillas se emplea casi a diario, y su mayor consumo se debe al calentar el agua.  Cada vez resulta más frecuente optar por un lavavajillas termo-eficiente que emplee el agua caliente del circuito ACS (agua caliente sanitaria) procedente de la caldera, el acumulador o el termo. Para un mayor ahorro de la energía, no dude en seguir los consejos:

  • Utilice el lavavajillas cuando esté lleno completamente.
  • Aclare la vajilla en seco y ha de hacerlo; si finalmente opta por hacerlo con agua, que sea fría.
  • Ahorre energía y dinero con el etiquetado de la clase A.
  • Utilice programas de baja temperatura y programas económicos.
  • Limpie el filtro y revise los niveles de sal y de abrillantador.

La lavadora es después del televisor, y el frigorífico el electrodoméstico que más energía consume en el hogar. La mayoría de la energía consumida es para calentar agua, por lo que resulta muy recomendable emplear programas de baja temperatura.  Existen en el mercado las lavadoras termo-eficientes que permiten disminuir la energía de calentamiento del agua, y el tiempo. Para un óptimo aprovechamiento de la energía, no dude en:

  • Utilizar la lavadora con carga completa, a no ser que disponga de programas de media carga con ahorro de energía.
  • Emplee los programas de baja temperatura.
  • Limpie regularmente el filtro.
  • Centrifugue la ropa; gastará menos energía que usando una secadora.

Por su parte, la secadora es un aparato que consume muchísima energía; si bien existen en el mercado las secadoras con  tecnología de bomba de calor que permiten ahorrar electricidad de manera significativa. Seguidamente, le facilitamos unos consejos prácticos que le permitirán ahorrar en la próxima factura:

  • Use el programa de punto de planchado, si dispone del mismo.
  • Revise y limpie el filtro con frecuencia.
  • Compruebe que el orificio de ventilación no esté obstruido.
  • Centrifugue bien la ropa en la lavadora.
  • Emplee el aparato siempre con carga completa.

El horno eléctrico consume mucha energía si lo comparamos con uno que funcione a gas. Siempre que pueda, opte por uno de gas.

  • No precaliente el horno para cocciones superiores a una hora.
  • Aproveche al máximo la capacidad del horno.
  • No abra la puerta del horno cuando esté en funcionamiento; se pierde casi un 20% de energía.
  • Apague el horno antes de finalizar la cocción.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here