Compartir
aislamientos térmicos

¿Sabe cómo los aislamientos térmicos frenan la circulación del aire caliente o frio?. Descubra cómo el aislamiento puede ayudar a frenar los tres distintos tipos de transferencia de calor o temperadura: por conducción, convección y radiación.

Tipos de transferencia del calor

Hay tres métodos de transferencia del calor: conducción, convección y radiación. Saber qué es cada uno de ellos y cómo funciona le permitirá comprender mejor cómo los sistemas de aislamiento protegen su espacio climatizado.

Conducción

La conducción es la transferencia de calor entre cuerpos sólidos.

Ejemplo: Cuando hace frío afuera, las ventanas y paredes sin aislamiento se vuelven más frías en su lado interno.

Resultado: Se necesita más energía para sustituir la pérdida de calor que calienta el interior de las paredes y ventanas.

Medidas preventivas: El aislamiento térmico (de fibra de vidrio en bloques/rollos o celulosa soplada), las ventanas aisladas de baja emisión y las ventanas y puertas para tormentas reducen la transferencia de energía térmica y ayudan a mantener la temperatura del espacio climatizado. Reducir la transferencia de energía disminuye la cantidad de energía necesaria para que el espacio se mantenga climatizado.

Convección

La convección es la transferencia de calor entre líquidos o gases.

Ejemplo: Cuando el aire frío entra a su hogar, se mezcla con el aire caliente. La energía térmica se transfiere al aire más frío y disminuye la temperatura general de la habitación.

Resultado: Se necesita más energía para sustituir el calor que se transfirió al aire más frío.

Medidas preventivas: Los burletes, las membranas de revestimiento, la masilla de calafateo y las espumas expansivas reducen ampliamente el flujo de aire que entra y sale de su hogar sin restricción. Reducir el flujo de aire que entra y sale de su hogar sin restricción también reduce la cantidad de energía necesaria para calentar el aire no acondicionado.

Aislantes Térmicos para la Radiación

La radiación es la transferencia de calor a través del espacio en forma de energía electromagnética.

Ejemplo: Cuando la luz solar entra por una ventana de un solo vidrio en una habitación con aire acondicionado se genera energía térmica en la habitación.

Resultado: El sistema de aire acondicionado debe funcionar durante más tiempo y a mayor potencia para reducir el calor que ingresó por la ventana.

Medidas preventivas: Los toldos, las persianas y las ventanas aisladas de baja emisión atenúan el calor causado por la luz solar que llega a través las ventanas.

Aísle y ahorre energía

En climas fríos o calurosos, un hogar bien aislado y con burletes ahorra más energía y cuesta menos calentarlo o enfriarlo. La mayoría de las medidas preventivas que se mencionan aquí son soluciones sencillas que puede realizar por su cuenta.

Con una pequeña inversión de tiempo y dinero, puede reducir considerablemente la energía necesaria para calentar o enfriar su hogar. Además de la reducción del uso de energía, su factura mensual de energía también se reducirá, permitiéndole ahorrar su dinero y usarlo en otras cosas.